Es una de las fortalezas más importantes de América y cumplió un papel relevante en la colonia al proteger a la capital de los ataques de piratas y corsarios. Se exhibe objetos, uniformes y armas de la milicia peruana.

El proyecto de edificación de la Fortaleza del Real Felipe se debió al Virrey Manso de Velasco, el 1 de agosto de 1774. Las autoridades virreinales decidieron construir una defensa más sólida, para proteger la Ciudad de Lima del constante asedio de piratas y corsarios; luego de que un año antes, un violento terremoto destruyera la urbe limeña.

Fue el último bastión virreinal de Lima y logró evitar el intento de nueva dominación española en el combate del 2 de Mayo. Actualmente, es un museo que se encuentra a cargo del Ejército del Perú, cuya leyenda llega a su cumbre con el protagonismo asumido tanto en el combate del Dos de Mayo, como en la Guerra del Pacífico.

Otros Destinos